Arroz Blanco

  • Arroz Tres Delicias

    Arroz Tres Delicias

  • Arroz Chino

    Arroz Chino

  • Ingredientes Arroz Tres Delicias

    Ingredientes
    Arroz Tres Delicias

  • Arroz Blanco

    Arroz Blanco

  • Arroz Frito

    Arroz Frito


  • "Arroz Blanco"

    Arroz Blanco





    El arroz blanco es una sencilla receta que se puede emplear como base para otros platos más elaborados o bien como guarnición para acompañar alguna otra receta. Su preparación es rápida y te llevará pocos minutos, como te mostramos en esta receta.



    Ingredientes:

    - Una taza de arroz blanco
    - Dos tazas de agua
    - Una cucharada de aceite de oliva virgen
    - Una pizca de sal
    - Un diente de ajo (Opcional)
    - Una hoja de laurel (Opcional)


    Preparación:

    El arroz blanco es una preparación sencilla de hacer, aunque no siempre se consigue un resultado perfecto, por lo que aquí os explicamos cómo prepararlo y los consejos para hacerlo bien y que el resultado sea el mejor, y no nos quede ni poco hecho ni pasado, sino en su punto exacto de cocción y con una textura ideal.

    Antes de nada hay que elegir un tipo de arroz adecuado, el mejor para estos casos es el arroz de tipo bomba, que es el que solemos consumir en nuestro país, y es un arroz de grano medio, ideal para esta receta. Las medidas son lo más importante para hacer arroz blanco, ya que por cada medida de arroz hay que emplear dos medidas similares de agua. Y aparte del arroz y el agua, únicamente necesitaremos sal y aceite de oliva virgen para la receta, aunque hay quién le añade un ajo pelado y/o una hoja de laurel para dar un toque de sabor.

    Con estas consideraciones previas, vamos a ponernos con la elaboración de la receta propiamente dicha. Ponemos una olla de tamaño adecuado con un chorrito de aceite de oliva virgen, y cuando se caliente agregamos el arroz que vayamos a emplear y un poco de sal, y si quieres añade un diente de ajo y una hoja de laurel. Hay que ajustar la cantidad de ingredientes según el arroz que queramos cocinar, así que si vamos a hacer dos tazas del mismo, emplearemos después cuatro tazas de agua. Dejamos a fuego suave un par de minutos removiendo para que el arroz se cocine levemente, y entonces agregamos el agua.

    Ponemos el fuego más fuerte hasta que agua llegue a su punto de ebullición, y en ese momento bajamos a potencia baja para que el arroz se cueza lentamente. Iremos removiendo de vez en cuando para que no se pegue, y esperaremos unos 15-20 minutos, según la potencia del fuego. Pasado ese tiempo vamos a probar el arroz, antes que se consuma toda el agua, y si vemos que ya está tierno pero le falta un poco más, retiramos el cazo del fuego y dejamos que se termine de hacer con el calor residual.



    Una vez esté listo, ya podéis usarlo para acompañar un plato de carne por ejemplo, o para hacer una ensalada de arroz, o para servirlo junto a una salsa, la verdad es que tiene muchos empleos posibles. Incluso podéis guardarlo en la nevera y conservarlo un par de días.